Crónicas de trabajo en el ciber - locutorio

Crónica de como me aburro (y me divierto) día a día en mi nuevo trabajo.

05 enero 2006

La búsqueda del vientito

Entra una mujer con tres adorables niños. Dos nenas de 4-5 años y un nene de unos 6. La mujer entra en la cabina uno y se pone a hablar, mientras las deliciosas criaturitas del señor comienzan a tocar los vidrios de las cabinas recién limpios. Entran en una cabina, en otra, levantan el tubo del teléfono y yo "nenas, por favor no me jueguen con el teléfono, que después me retan a mi". 10 minutos, 15, las nenas siguen fijándose cual de las cabinas tiene "vientito" (o sea, cuando una cabina está activada se prende un ventiladorcito en el techo de la misma) y como la cabina 4 siempre está activada, se mete una (vamos a llamarla "Niña X") y le grita a la otra (llamémosla "Niña Y") "¡Acá hay vientito!" y mientras la Niña Y se acercaba, yo, como buena cristiana, desactivo la cabina y por lo tanto el ventilador se apaga, y por un momento me entretuve viendo a la Niña X muerta de vergüenza porque la Niña Y se acercaba, y el ventilador no andaba. Entonces cerró la puerta de la cabina y no la dejaba entrar, así hasta que la Niña Y se alejó para buscar "el vientito" entonces yo activo nuevamente la cabina, y la Niña X se ilumina y la llama a la Niña Y, momento que yo aprovecho para desactivar nuevamente la cabina. Estuve así hasta que ni a la Niña X ni la Niña Y les importó un comino sobre "el vientito" y decidieron encerrase en la cabina mientras peleaban con su hermano que estaba en una computadora. Y como ya no se les ocurrió que otra cosa hacer para aumentar mi nerviosismo, decidieron subirse a las sillas de las computadoras 5 y 6 para dar vueltas. En ese momento entran dos personas para usar computadoras, y yo sin vacilar les digo "la 5 y la 6", ya sé, puedo paracer amargada, PERO ESTOY ORGULLOSA DE LO QUE HICE Y LO VOLVERIA A HACER!! entonces, frustradas de su pobre diversión, deciden jugar con el pesebre que está al lado del arbolito de navidad, justo al lado de la cabina en la que su madre estaba durante ya 20 minutos. Y de paso aprovechan para tocar los vidrios y ensuciarlos. En fin... 27 minutos de mi vida pasaron así hasta que gracias a una constelación divina y llena de sabiduría se fueron.

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger BLUE'S MAN said...

QUE TENES CONTRA MIS HIJOS! MALDITA PERRA!!

22:50  

Publicar un comentario

<< Home

Macca Radio. Una radio, todo Beatles John Lennon Artificial Intelligence Project (JLAIP™) - Chateá con (cyber-) Beatle John Lennon

 


Estadisticas gratis