Crónicas de trabajo en el ciber - locutorio

Crónica de como me aburro (y me divierto) día a día en mi nuevo trabajo.

29 julio 2006

Cabina tres

La Cabina Tres era mi menos favorita... pero me dí cuenta que en realidad es mi favorita de todas, porque es la cabina que le doy a la gente que me cae mal.

La Cabina Tres es una cabina muy particular. Es más chica que las otras, y su puerta es doble, la diferencia de mi Cabina Tres de cualquier otra cabina tres de dos puertas, es que las puertas de la mía se abren hacia adentro.
La reacción natural de las personas es tirar de las puertas para entrar, y empujar las puertas para salir (sólo con las cabinas, ojo).

La Cabina Tres nunca me falla. Cuando entra alguien que me cae mal, le doy la Cabina Tres inmediatamente, y ella hace el resto.

Comienza su trabajo, al no querer abrir cuando la gente tira. Y la persona sigue tirando, tirando. Tira una puerta, tira la otra, tira las dos a la vez.
Los más lúcidos prueban con empujar (pocos, la verdad), los normales me preguntan "¿Por qué no se abre?" y yo les debo responder "Se abre para adentro" en lugar de hacer lo que quiero (Comer pochoclos, filmarlos y decirles "seguí intentando, a ver...", y luego vender los videos por la calle). La gente abre para adentro, pero ésta acción no tiene sentido dentro de su cabeza, ya que todo mundo sabe que las puertas de las cabinas se abren para afuera (menos mi Cabina Tres). La puerta se abre, pero golpea la silla que hay adentro, la persona intenta entrar, pero la silla traba la puerta al chocar contra la pared de la cabina. La persona abre una de las puertas y entra de costado. Realiza la llamada, durante la cual su cerebro anula el aprendizaje que obtuvo, y al terminar intenta empujar la puerta para salir. Pero, por supuesto, la puerta sigue siendo la misma...
La persona sigue empujando, pero la puerta no cede. Comienza a tener en sus ojos una mirada de claustrofobia. Algunos en este momento, tienden a intentar tirar de la puerta, y ésta se abre. Otros optan por golpear la cabina y decirme "Chica, no abre la puerta".
Yo, en éste momento siento lástima porque su cerebro no retiene la información el tiempo necesario para sobrevivir en el mundo de la Cabina Tres.
Le digo "Tiene que tirar".
La persona tira de la puerta, la cual golpea su brazo y lo aplasta contra la silla, no puede salir, debe volver a cerrar, poner la silla en un lugar menos molesto (no que haya mucho espacio para elegir), abrir una de las puertitas y salir de costado.

Mientras la deshabilito, la miro y pienso "¡qué grande la Cabina Tres!".

Si yo fuera una cabina, me casaría con la Cabina Tres.

(Si fuera una máquina, con la Máquina Uno, obvio).

La voy a extrañar...

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger n. said...

-hola, ¿qué tal?
-todo bien, ¿todo bien?
-sí
-...¿a fúl taim?
-...
-...¿cabina?
-pasá por la tres.
-no me abre esta puerta querida, a ver.
-tire para adentro señora.
-me traba la silla
-entre de costado
-¿de costado?
-sí.
-pero me lastimo el brazo, mirá
-porque tiene que entrar de costado señora, no hacia atrás
-de costado? uf.. es una lucha. ¿no tenes una cabina un poco menos.. complicada?
-...
-AH!!
-que pasó?!
-la cabina! me mordió!!
-eh?
-la cabina me mordió!
-las cabinas no muerden, señora
-pero podría jurar que..
-NO MUERDEN, SEÑORA.
-basta. basta me voy.
-bueno.
-..llueve? ;)
-...



(de más está decir que estoy en el trabajo, y que te acompaño en sentimiento)

espero que nunca nadie me de la cabina 3. ¿?

saludos

17:01  

Publicar un comentario

<< Home

Macca Radio. Una radio, todo Beatles John Lennon Artificial Intelligence Project (JLAIP™) - Chateá con (cyber-) Beatle John Lennon

 


Estadisticas gratis