Crónicas de trabajo en el ciber - locutorio

Crónica de como me aburro (y me divierto) día a día en mi nuevo trabajo.

21 julio 2006

Día de mierda

El otro día tuve uno de esos días al que se denomina "de mierda".
Para empezar perdí tiempo esperando que se hiciera la comprobación de disco, porque se ve que apagaron mal la computadora. La telesupervisión que tengo que hacer cada mañana tardó más de lo normal y no se hizo bien. La fuente de la fotocopiadora estuvo prendida toda la noche, por lo tanto la fotocopiadora no quería prender... eso me adviritó sobre el día que iba a tener.
Luego de inicializar todo, comienzo a barrer toda la mugre que quedó del día anterior, parece ser que pasó un tormado esa noche por allí y dejó todo lleno de tierra, de papeles arriba de la mesa, de envoltorios de chocolates en las computadoras, de manchas de tinta en el piso y mostrador... en fin, no sigo, después de todo ¿quién soy yo para juzgar a un tornado?
Comienzo a barrer, entra alguien, el típico "indeciso"

-¿Hojas...?-
-Sí, ¿qué tipo de hojas?-
-Para carpeta-
-¿Cuadriculadas o rayadas?-
-Emh... rayadas-
-Tengo Capitolio, Éxito y Rivadavia de 24, de 48 y de 96-
-¿Qué precios tienen?-
-La de Capitolio de 24 tanto, de 48 tanto, de 96 tanto, Éxito de 24 tanto...- (y continúa)
-Emh... ¿de cuánto me dijiste las de 24?-
-¿Las de 24 de qué?-
-Rayadas-
(mientras tanto se va juntando gente en el pasillito que espera ser atendida)
-Sí, pero ¿las de Capitolio, Éxito o Rivadavia?-
-Las... eehh... ¿cuáles? ¿cuál me dijiste?-
(Trago el bolo de ira que estoy a punto de escupirle)
-Éxito, Capitolio y Rivadavia-
-Sí, esas-
-¿Cuáles?-
-Las Éxito-
-Uno con veinte-
-Sí, dame esas-
(Tomo el block)
-No, mejor... ¿cuáles otras habían?-
-Capitolio yRivadavia-
-¿Y cuál más?-
-Éxito-
-Ah, ¿habían de 48 Rivadavia?-
-Sí, están $3,20-
-Ah, no ¿no tenías de $2?-
-Sí, esas son las Éxito-
-¿Las Éxito de cuánto?-
-Las Éxito de 48-
-Ah, bueno, dame esas...-
(Hago el intercambio rápidamente así no cambia de opinión)

Atiendo a los demás. Sigo barriendo.
Llego a barrer 1/3 de la vereda, y entra otra persona... la que revisa las revistitas (tenemos un aparadorcito donde hay revisas que se venden a muy bajo precio). La persona que revisa las revistitas (PRR) me pregunta "¿De Utilísima tenés?" a lo que respondo "La verdad no sé... las que están ahí..." al rato
-¿De ésta tenés la N°6?-
-No, la verdad ni idea, las que están ahí-

Al rato...

-¿Y tipo así pero para colorear?-
-No, ni idea, las que están ahí-

Finalmente dice "bueno, no" y se va. Salgo. Tomo la escoba, barro un pedacito más y entra una maestra;
"Necesito 36 de éstas". Fotocopio. "36 de éstas". Fotocopio. "Ahora 4 de éstas pero reducímelas". Reduzco. "No, pero tan chico no". Amplío. "Bueno, ahora te armo el original. Recorta y pega. "36 de éstas" (mi inteligencia deductiva me explica que la maestra tiene 36 alumnos) Fotocopio. "No, mejor hacéme 37" (mi inteligencia deductiva me explica que tal vez quiera guardarse una por las dudas) Fotocopio. "Y 3 de éstas" (mi inteligencia deductiva me explica que es porque quiere 3 fotocopias de eso, y que le deje de preguntar) Fotocopio. "Cobrame". Cobro. "Haceme una factura". Hago una factura. "Bailá el Hula-Hula". Me doy cuenta que estoy delirando en el trabajo otra vez. Se va.

Pasa mi día, incluyéndo a todos los personajes típicos de ciber: La vieja que no entiende, la vieja que no entiende pero cree que sí, la mujer que grita, el viejo que no escucha, los nenitos que no se deciden... en fin, de todo.

Todos los días la hora pico comienza a eso de las 12:30 del mediodía. Entra alguien y cuando está saliendo ya entra otro. A eso de las 12:45 empieza la que yo llamo "ronda 1" y termina a las 12:50 más o menos que es cuando el pasillito se llena de niños impacientes (los de la escuela). Aunque son grandes, de edades que van de los 14 a los 17, pero son insoportables, ya que todavía no comprenden los cambios que se están produciendo en su cuerpo y andan alborotados por allí.
De vez en cuando a eso de las 12:55 comienza la "ronda 2". Y allí acaba la hora pico. Son unos 5/7 minutos, pero me vuelven loca, porque atiendo a unos 15 en total y a veces atiendo de a dos a la vez.

Ese día a la hora de la ronda 1, tuve la ronda 1. Terminó y ni pasaron 2 minutos que empezó la ronda 2. Terminó y comenzó la desconocida... la ronda 3. Mi cerebro se sintió intimidado por tal hecho y al intentar lograr un mecanismo de defensa, mató a un par de neuronas.

Terminó la ronda tres, y con los signos de interrogación aún saliendo de mi cabeza comenzó la nunca pensada... la inesperada ronda 4!!!
Terminé deshecha...

Entra una nenita para usar una máquina y al rato me dice "se apagó el monitor", yo, que estaba pasando un trabajo práctico en computadora (y me faltaba poco para terminar) la cambio de máquina, y al revisar el monitor, produce un cortocircuito y se apaga la luz (y se borra todo el trabajo que estaba haciendo).
La gente en las cabinas, desorientada "¿hola? ¿¿hola?? ¡¡¿¿HOLA??!!"

Mi alma se rindió y salió volando por ahí. Mi cuerpo se movía, pero yo me sentía inerte a todo. Reinicio el sistema... pido disculpas... se corta internet... llamo a los proovedores... vuelve internet... no me importaba, mi cuerpo bailaba sobre la porquería de día.
Para colmo, yo salgo a las 3... pero el tornado vino a reemplazarme a las 3:20... como siempre, el tornado llega tarde.

Pero ya acaba, ya todo pronto acaba...

Etiquetas: , ,

1 Comments:

Blogger Enrra said...

Tengo recuerdos como ese de mis tiempos de empleado de ciber con juegos. Los cibers sin juegos son mas relajados, pese a los constantes asaltos que le dejan a uno la cara asimetrica.

Ah, y te falto un personaje tipico. El nenito que no entiende ni le importa y que te pide que le hagas todo.

04:09  

Publicar un comentario

<< Home

Macca Radio. Una radio, todo Beatles John Lennon Artificial Intelligence Project (JLAIP™) - Chateá con (cyber-) Beatle John Lennon

 


Estadisticas gratis